El Bosque encantado en Aldán, Pontevedra.

El Bosque encantado también llamado a finca do conde formaba parte de los espacios de recreo de los condes de Aldán. Un espacio de gran riqueza natural excelente para perderse por sus senderos, entre castaños, robles, abedules.... y visitar su castillo en miniatura del siglo XIX y su acueducto medieval.